Nuevos Estudiantes

Por qué estudiar este Doble Grado (itinerario curricular)

La justificación del doble título en Derecho y Economía se sustenta, en primer término, la importancia que,  incluso  aislada  y  separadamente,  tienen  ambas  disciplinas  en  la  actualidad para poder entender el funcionamiento del mercado, el Estado y el resto de instituciones, y de la  sociedad  en  general  (véase  Justificación  de  ambos  títulos).  Sin  embargo,  en  segundo término,  la  complejidad  de  una  economía  cada  vez  más  globalizada,  donde  las  empresas tienen que combinar recursos humanos, materiales y financieros en un entorno cada vez más competitivo  y  cambiante,  obliga,  o  cuando  menos  hace  altamente  conveniente,  que  las organizaciones,  públicas  y  privadas,  que  deseen  sobrevivir  requieran  profesionales  que  sean conscientes  de  las  numerosas  relaciones  existentes  entre  la  realidad  económica  y  la  realidad jurídico-política.  En  este sentido,  un  doble grado  que  aúna  conocimientos  jurídicos  y económicos  permite adquirir  dichas  competencias.

 

Los  Grados  Conjuntos  o  Dobles  Grados  en  Derecho-Economía pretenden  ofrecer  al  alumno  una  formación  integral  pero  heterogénea. En  cualquier  caso,  el alumno debe poseer una buena disposición para el razonamiento lógico y abstracto, así como para el razonamiento crítico.

 

Aunque  la  importancia  de  la  labor  a  la  que  están  llamados  a  desempeñar  los  futuros graduados  en  Derecho  y  Economía  por  la  Universidad  de  Castilla-La  Mancha  es  suficiente justificación para la oferta del “Doble Grado en Derecho y Economía”  hay que señalar que en la  práctica  totalidad  de  Universidades  españolas  (públicas  y  privadas)  se  ofertan  estudios conjuntos  que  pretenden  dar  esta  doble  formación/cualificación.

 

Además, las principales razones que justifican la oferta del Doble Grado en Derecho y Economía por la Facultad de Derecho y la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Albacete se basan en los criterios de eficiencia, competencia y diferenciación. En primer lugar, ambas Facultades se encuentran en condiciones de ofrecer una ordenación conjunta estructurada en 5 años y medio de las materias ofertadas en los Grados de Economía y Derecho que  permita a los estudiantes obtener ambos títulos en ese plazo sin que ello suponga mayores inversiones en infraestructuras o capital humano. Se trata de una oferta complementaria, que posibilitara reforzar la posición de nuestra Universidad, tanto en términos de recursos, como de estudiantes. Además, el hecho de compartir profesorado entre los diversos estudios, permitirá compartir y extrapolar experiencias de innovación docente. En segundo lugar, la Universidad de Castilla-La Mancha como Universidad pública que es, está en condiciones de competir en precios con las Universidades privadas del entorno más próximo (Murcia, Valencia, Madrid) que tienen estos Dobles Grados en las Universidades privadas, a pesar de la subida de las tasas universitarias experimentadas este curso académico. En último lugar, ambas Facultades han apostado por el Doble Grado de Economía y Derecho (en lugar de Derecho y ADE) para diferenciarse de las Universidades tanto públicas como privadas del entorno.